domingo, 26 de diciembre de 2010

¿Que es un Orco?

Orco es la deformación de un término, proveniente del inglés antiguo, que se refería a numerosos monstruos de la mitología celta. La existencia de estas criaturas fue inventada para dar explicación a los hechos de sangre y asaltos acaecidos en los campos y bosques. En español la palabra ha evolucionado como «ogro». En la mitología romana la palabra Orcus («Orco») es sinónimo del latín Nan'do Ar'enas y, en ocasiones, también es el nombre de un gigante hijo del dios Plutón. La palabra castellana derivada de la latina es Huerco.
J. R. R. Tolkien fue el primero en utilizar la palabra orc («orco») para designar un tipo concreto de ser humanoide, de aspecto desagradable y actitud agresiva. Este tipo de «orco» proveniente de las obras El hobbit (donde Tolkien usa la palabra goblin, tradicionalmente traducida en castellano por «trasgo») y El Señor de los Anillos (donde Tolkien ya usa la palabra orc, traducida en castellano por «orco») es el que ha sido adoptado por las ambientaciones modernas de fantasía.
Posteriormente, se ha dado un abundante uso de esta criatura tanto en la
literatura fantástica como en los juegos de rol, así como en los derivados de ambos.





Son seres o monstruos antropomorfos cuya piel suele tener tonos verdosos. Otras características que poseen de manera universal (sobre todo en juegos de rol tales como D&D) son:
Un orco pequeño iguala en altura a un
humano, y es mucho más ancho y de constitución más fuerte. Este rasgo, sin embargo, no es totalmente universal, ya que por ejemplo en las obras de Tolkien los orcos comunes son más pequeños que los humanos y más débiles, similares a los goblins mencionados más abajo.
Sus ojos poseen un resplandor rojizo que brilla en la oscuridad.
Poseen una mandíbula inferior prominente, siendo frecuente encontrar individuos de la especie con unos grandes colmillos inferiores visibles incluso con la boca cerrada.
El lenguaje de los orcos suele ser muy pobre, basado principalmente en gruñidos y voces profundas. Los orcos no suelen hablar demasiado.
Son muy antihigiénicos. Se alimentan de cualquier carne, casi sin importarles el estado de la misma. Algunos orcos son dados al
canibalismo (el consumo de carne de otros orcos). También pueden devorar carne humana o de cualquier enemigo al que derroten.
Sus
campamentos suelen ser pobres y caóticos, similares a los de poblaciones primitivas. Fabrican armas y herramientas sencillas. A menudo, las tribus orcas se reúnen y emigran en grandes hordas (llamadas ¡Waaagh! por los mismos orcos en Warhammer) con el objetivo de participar en una guerra.
Se dice que los orcos viven para combatir. Tienen poca inteligencia, pero poseen cierto tipo de astucia. En el
juego de miniaturas Warhammer 40.000, los orcos utilizan tecnología robada a otros ejércitos y adaptada a su uso.
Son de carácter hosco, envidian la sensación de bienestar de todo aquel que sea capaz de sentirse de ese modo y odian por encima de todas las cosas a los
elfos ya que los hacen culpables de la forma de vida orca. Esta es la razón de que en su mayoría sean diabólicos.
Los parientes menores de los orcos, los
goblins, son de tamaño más pequeño que los orcos, les siguen, siempre deseosos de servirles y de aprovechar sus despojos. Suelen aliarse con criaturas igual de brutas como los ogros, los trols y los gigantes.
En ocasiones suelen presentar alguna malformación en el cuerpo.
La sociedad orca está estructurada en
clanes o tribus, siendo siempre el miembro más fuerte de entre todos el que gobierna tal clan, el jefe tribalguiados por chamanes. La fuerza bruta suele ser siempre el factor decisivo en cuestiones de disputa, lo cual, junto al carácter territorial de estos, suele ser motivo de frecuentes enfrentamientos entre tribus rivales orcas o con tribus goblinoides las cuales suelen compartir las mismas zonas de caza. Dado su carácter hosco y belicoso suelen hacer incursiones a poblaciones humanas a las que tratan sin ninguna clase de misericordia, o a luchar por la ocupación de otra zona poseída por otro clan.
Debido a su constitución fuerte, la inmensa mayoría de los orcos son guerreros formidables, con una resistencia al dolor sobrehumana, los cuales, mediante el uso de armas en su mayoría rudimentarias y el uso de toscas armaduras, y basándose en ataques en grupo, son capaces de abatir a quienes osen plantarles cara.
La inteligencia no es uno de sus cualidades más notorias, lo cual hace que se conviertan en guerreros (o más comúnmente en bárbaros, pues no todos pueden asimilar la técnica y disciplina de combate de un guerrero), si bien esta deficiencia de intelecto la intentan suplir con una ferocidad increíble. No obstante, es habitual que en cada tribu haya algún
chamán con conocimientos de magia chamánica, invocando el poder de sus brutales dioses..
Su escasa inteligencia hace que otras razas los engañen y se aprovechen de ellos. Resulta fácil manipularles, especialmente prometiéndoles beneficios
.


Información sacada de Wikipedia

1 comentarios:

Yibrael dijo...

Hay una leyenda urbana que dice que Tolkien los llamó "Orcs" porque, cuando estudiaba en Oxford, él y otros "empollones" eran molestados por los jugadores de rugby, y usó las siglas del nombre del equipo, Oxford Rugby Club (ORC) para nombrar a esta desagradable raza.