martes, 28 de diciembre de 2010

¿Que es un Trasgo?

El trasgo es una criatura mitológica presente en la tradición de muchas culturas del norte de España, como pueden ser la asturiana o la cántabra, y presente en general en la cultura española. En otros lugares de Europa también es conocido como gnomo, silfo, kobold. El origen de este mito es céltico-romano y proviene del norte de Europa.

Mitología asturiana



Llamado trasgu, es el ser más conocido de la mitología asturiana, también compartido por mitologías de origen celta como la gallega.



Es un duende casero que vive en el hogar de carácter travieso e inquieto. Se le representa como un hombre pequeño y cojo de la pierna derecha, con la piel morena, vestido de rojo y tocado de un gorro picudo también rojo, tiene un agujero en la mano izquierda. Se le adjudican aquellos ruidos nocturnos que nos despiertan y pequeñas diabluras como cambiar objetos de sitio. Penetra por las noches en las casas cuando duermen sus moradores, y si está de mal humor rompe cacharros, espanta reses, revuelve la ropa de las arcas, trasiega con agua, etc. Estos desperfectos no causan daño material, ya que los moradores lo vuelven a encontrar luego todo como lo dejaron. En cambio, cuando es tratado bien, se dedica por la noche a hacer las labores de la casa.

Cómo deshacerse de él

Cuando se dedica a incordiar, es muy difícil deshacerse de él y si los dueños de la casa deciden mudarse a una nueva, no tarda en aparecerse tras ellos.

Para echar a un trasgo de casa se le suele encargar alguna tarea imposible de conseguir con lo que, el trasgo, avergonzado, se marcha para no volver:

Traer un cesto de agua.
Recoger mijo del suelo (se le escapa por el agujero de la mano).
Blanquear un carnero negro.

Como se cree capaz de hacerlo todo, acepta el reto, pero al ser cosas imposibles, siente herido su orgullo y se va. En su testarudez, el trasgo aceptará el trato, y lo intentará hasta desistir por falta de fuerzas, yéndose de la casa para siempre. También para espantarlo se puede andar de noche fingiendo acciones propias de un duende

Mitología cántabra



En Cantabria, los trasgos son unos pequeños duendes de cara negra y ojos verdes que habitan en los bosques y cuya actividad es burlar a las personas y hacerles gamberradas, sobre todo a las muchachas que están haciendo alguna tarea como por ejemplo pastorear. Puesto que deben esconderse de los humanos, su vestimenta se compone de hojas de árboles y musgo.

Su presencia en la literatura



El escritor gallego Rafael Dieste tituló un volumen de cuentos "De los archivos del trasgo" (Dos arquivos do trasno).

Erróneamente, en ocasiones se les confunde con los orcos en las obras de literatura fantástica como pueden ser las de Dragones y Mazmorras. De hecho, en la traducción habitual de El hobbit (J. R. R. Tolkien) al español se emplea la palabra «trasgo» para referirse a criaturas humanoides de gran tamaño, que debieran ser llamadas «orcos», error que fue corregido en la traducción de El Señor de los Anillos, lo que habitualmente genera confusión. A veces también se designa a los equivalentes al trasgo mitológico como goblins (término con el que tradicionalmente se traduce «trasgo» en inglés).
Sacado de Wikipedia

0 comentarios: