martes, 4 de junio de 2013

REFLEXIONES #7 LOS CROWFUNDING

 
Hoy me gustaría reflexionar con vosotros el tema de los crowdfunding y todo lo que le rodea. Todos sabemos que hace tan solo un año, la palabra crowdfunding nos parecía extraña y algo irreal. La mecánica de los crowdfunding era muy sencilla. Campañas de financiación que iniciaban personas o empresas, con el objetivo de poder sacar algo adelante a través de la contribución de los mecenas, ofreciéndoles a cambio suculentas recompensas. Es decir, yo pido dinero para poder sacar algo adelante y a cambio te regalo un obsequio. Ya sea en forma de material u otros medios. Bien, el sistema era sencillo. Yo no tengo dineros pero tengo un proyecto en mente, realizo un crowdfunding y si a las personas les gusta mi proyecto me ayudarán y todos saldremos ganando. 

Si os acordáis, los primeros crowdfunding que se llevaron a cabo dentro del panorama wargame, si llegaban al objetivo establecido era todo una proeza e incluso un milagro. Es cierto que también ha habido campañas las cuales no han llegado al objetivo. Pero eso es otro tema. La cuestión es que han proliferado de tal manera, que a día de hoy existen  muchos crowdfunding convertidos en pre order. Para quien no sepa que significa este termino, es poner a la venta a través de estas plataformas algo que ya se tiene preparado para lanzar al mercado. ¡Vamos! Qué no necesita financiación alguna. Pero este no es el único problema que puede surgir en los crowdfunfing. Otro caso es el  que está sucediendo a día de hoy. 

Muchos de los que han tenido un éxito brutal, ya sea ahora o hace un año, se han organizado de tal manera que las recompensas se mandarán en plazos incluso de 2 años. Veamos lo más de cerca. Supongamos que yo he participado en alguno (hasta ahora no me ha sido posible pero me quiero estrenar pronto). Aunque se como van estas campañas. Lo normal es poder tener el material una vez que haya finalizado en un plazo de como mucho, tres meses. ¿Por qué? Es simple, si yo participo en un crowfunding, no solamente es por el hecho de hacerme participe de haber sido uno de los que hizo posible el sueño de esa persona o empresa al participar en su Crowdfunding sino que además tengo el privilegio de poder tener en mi poder las miniaturas antes que ninguna persona. Por qué sino, ¿para que me vale participar si un amigo mio va a poder tener antes el material que yo? Es algo que no llego a entender. Se supone y se que insisto mucho en lo de "se supone" que el material que plantean en los crowfunding para poder sacar adelante sea primero repartido entre los donantes y nunca después de sacarlo al mercado. 

Pero en el fondo creo que la culpa todo esto no son las empresas o personas que llevan a cabo estos crowdfunding, sino las mismas plataformas como el Indiegogo o el Kickstarter (por nombrar algunas) que son las que permiten y toleran este tipo de medidas. 


¿Los crowdfunding son necesarios para el hobby? Os doy un rotundo si. Pero eso no quita que el ideal de crowdfunding, toda esa filosofía que le rodeaba hasta hace unos meses se vaya perdiendo...




4 comentarios:

bairrin dijo...

Es lo de siempre: el dinero de la gente que ha participado en el crowfunding ya lo tienen, el de las nuevas ventas, no. Por eso les dan preferencia.

Con lo cual no quiero decir que no esté mal. Es una tomadura de pelo, más aún cuando en algunos casos los plazos se les están yendo de madre. (Reaper, Sodapop, etc...)

javi dijo...

Interesante lectura. Yo creo que son una herramienta util pero el mal uso que les dan la s empresas "grandes" satura el mercado y si algun dia alguien como tu o yo queremos usar este sistema nos vamos a comer lso mocos porque la gente se habra gastado la guita en 5 campañas disfrazadas de mecenazgo y por empresas consolidadas no mindundis de a pie como tu y como yo.

Homerleonidas dijo...

Totalmente de acuerdo bairrin, creo que el problema reside en las plataformas que deberían tener una política mas definidas. En cuanto suplen ese error creo que todas estas cosas no sucederán más.

Homerleonidas dijo...

Efectivamente javi, esto es lo que me temo, que este tipo de financiación esta siendo explotado de mala manera. La gente puede llegar a cansarse, pero no por existir muchos, sino por salir mal parados en algún que otro crowdfunding y al final paguemos justo por pegadores, a lo que realmente nos haga falta el dinero de verdad. :S Gracias por comentar