jueves, 3 de julio de 2014

DESAFÍO WARGAMES 2014: OPINIÓN DE HOMERLEONIDAS

Seguramente que muchos os preguntéis que donde me he metido tras el Desafío Wargames. O no. ¿Quien sabe? Pero aunque os importe un comino, mi ausencia se ha debido a una cosa muy simple. Descansar y recuperar fuerzas. He necesitado varios días para poder recargar las pilas, puesto que entre el Special Week de Némesis (que aún sigue activo) y asistir a Desafío Wargames 2014, acabe completamente agotado. Ahora bien, ¿queréis saber mi opinión de esta segunda edición?


Desafío Wargames 2014 ha servido para consolidar la idea de crear un evento donde se reúnan las diferentes marcas de miniaturas con el objetivo de dar a conocer sus productos y poder entablar futuras negociaciones que repercutirán en el desarrollo de la misma. Por esta parte, podríamos confirmar que el objetivo se ha cumplido con creces. El pabellón donde se realizó el evento, ha sido 10 veces más amplio que en la anterior edición. Sin embargo, a existido dos grandes inconvenientes para que califiquemos esta nueva ubicación como mejor. Una, el problema de la ventilación. Habréis leído por muchos blogs, la preocupante temperatura que se llegó a alcanzar en el edificio. Calor solo sería un diminutivo del verdadero infierno que tuvimos que sufrir. Es una pena como algo tan chulo y bien organizado, se fuera en parte al garete por la temperatura del lugar. Aunque sea muy exagerado en mi forma de expresarme, creo que no todo debe de ser una palmadita en la espalda y si que algún que otro tirón de orejas. Y el segundo, al ser un complejo tan grande, las ubicaciones de las diferentes salas, estaban algo distanciadas, lo que provocaba una falta de comunicación entre ellas. Recordemos que en el primer edificio que se celebró, todo esta comunicado entre si, y no había necesidad de subir o bajar escaleras. Algunas veces creemos que mejorar a algo más grande es la solución. Yo creo que en este caso no.

Por otra parte, creo que en esta segunda edición se ha dejado un poco de lado la importancia de las conferencias. No solamente porque la mayoría se basaban en presentar nuevos productos y no mesas redondas como las que se celebraron el año pasado (que me parecieron super interesantes), sino que además, a diferencia de la primera edición que la organización avisaba cada dos por tres por megafonía de las diferentes actividades que se iban a realizar, a pesar de que se escuchaba fatal; este año se escuchaba a la perfección, pero solo se avisaba una vez, lo que provocaba que muchos visitantes tuvieran falta de comunicación y que exceptuando la conferencia que dio Dionisio con su polémico Heroquest, el resto de conferencias se vieran, ciertamente algo abandonadas.

¡Chicos! Pero no todo ha sido malo. Que parece que no ha molado. El evento ha sido una auténtica pasada. Aunque la organización todavía tiene muchas cosas que mejorar, su organización interna ha sido impecable. Estaban atentos a todo movimiento y atendían a cualquier persona, siempre con una sonrisa. Eso es de agradecer.

En cuanto al evento en sí. Creo que me lleve un buen sabor de boca. Pude comprobar por mi mismo, que todas las marcas españolas habían evolucionado. Era rara la marca que no había conseguido sacar nuevos productos, que tenía proyectos en desarrollo o que incluso ya tenían metas empresariales alcanzadas.

Para mi la gran revelación fueron tres stands. Por un lado, los jóvenes de Bad Roll que nos deleitaron con su juego de miniaturas, Punkapocalyptic. Por otro, nuestros amigos de Tercio Creativo, repartiendo amor por doquier con su espléndido juego, 1650 A Capa y Espada. Y por último, el stand de Resina Planet, que era una auténtica pasada visual y su juego de miniaturas Euphoria que pudimos comprobar que ha evolucionado a pasos agigantados.

No podría terminar esta reflexión sin antes nombrar a todos los blogueros que pude conocer en persona. Pensaba que nunca conocería a los chic@s de ¡Cargad! Pues me equivocaba, tuve el honor de poder charlar un ratejo con Namarie y Undomain. Gente estupenda. Por otro, y aunque fueron cuatro palabras, pude conocer en persona a gente como Wolfen y Alocada de la Taberna de Laurana que tengo que confensar que me dieron muy buenas vibraciones. Son gente muy maja. Y por supuesto, con kokakoloct, el responsable de llevar Fanhammer.

Una experiencia innolvidable que recomiendo a todos. Tenemos que conseguir que Desafío Wargames se convierta en un evento de referencia a nivel nacional y parte del extranjero. No en serio, el evento Desafío Wargames desprende un espíritu del hobby que debemos de recuperar entre todos. Tenemos que conseguir formar una nueva generación de wargamers. ¿Te apuntas?

Posdata: No me olvido de vosotros. También conocí a Bairrin y Endakil, dos blogueros super simpáticos. Son todo amor.


0 comentarios: